ASILO POLÍTICO: No existe ningún proceso uniforme e independiente, y si es un proceso influenciado p


La política de asilo siempre ha sido influenciada por consideraciones políticas, étnicas y raciales. Las cuestiones relacionadas con "la política de asilo" comienza desde la incapacidad del país para rescatar Judios durante la Segunda Guerra Mundial a las barreras institucionales erigidas por solicitantes de Guatemala, El Salvador, y Haití, estas son la evidencia de las malas intenciones en nuestras políticas de asilo y que son muy claras. Favoreciendo a las personas que huyen del comunismo hasta que demasiada gente de un grupo étnico en particular, como el sudeste asiáticos, han llegado entonces si se arraiga de alguna forma nuestro enfoque de asilo y de admisión de refugiados en los Estados Unidos. Las políticas son aplicadas de manera que no son nada generosas con los que no se ajustan a la verdadera imagen real de lo que es ser un Norteamericano.

La Ley de refugiados de 1980, pretende llevar la ley de EE.UU. en cumplimiento con los acuerdos de las Naciones Unidas, cancelando formalmente preferencia a las personas que huyen del comunismo o de regímenes del Medio Oriente, sin embargo persiste un tratamiento especial. Pensemos solamente en el fuerte abrazo de la nación a los cubanos educados que huyen del régimen comunista de Fidel Castro, en contraste con el rechazo a los inmigrantes haitianos que huyen de un país llamado democrático.

El intento del gobierno por un proceso de asilo más uniforme e independiente mediante el establecimiento de un cuerpo de concesión de asilos no ayuda. Los oficiales a menudo no logran comprender los problemas básicos, como el hecho de que algunas culturas interpretan los tiempos y las fechas de manera diferente a los estadounidenses. Sin darse cuenta de estas diferencias culturales, los agentes tratan estas inconsistencias como prueba de que los asilados potenciales están mintiendo acerca de sus experiencias. Por otra parte, los agentes, carecen de un entrenamiento en el reconocimiento de los síntomas del trastorno de estrés post-traumático, y no tienen la capacidad para apreciar plenamente las razones o las inconsistencias de los aplicante en cuanto a eventos, fechas y sus experiencias. En su lugar, los oficiales exigen una exacta precisión en cuanto a las fechas y sólo se les concede asilo a los solicitantes que proporcionan una información precisa, exigiendo más de lo requerido por la generosa norma que es fundada por temores contemplados por las leyes para los refugiados.

La legislación en 1996 redujo aún más las posibilidades de uno de ser concedido el asilo.

De echo, los procedimientos fueron creados para que se acelere la expulsión de extranjeros en las fronteras de aquellas personas que carecían de identificación apropiada; las solicitudes de asilo de hoy día deben de ser llenadas a más tardar un año después de entrar en el país. En cuanto a los detenidos en la frontera, el proceso permite a un oficial tomar la decisión final en cuanto a si sus temores a la persecución política o religiosa es válida. Si el oficial no está satisfecho, el solicitante de asilo se elimina rápidamente. No hay posible revisión judicial de la decisión trascendental del official.

A lo largo de la aplicación política excepcional de las políticas de asilo aquí en los Estados Unidos existe una lista de los refugiados a los Estados Unidos que ganó notoriedad como Albert Einstein, Thomas Mann, Madeleine Albright, Marc Chagal, y numerosos artistas, estrellas de ballet, y atletas.

La retórica de la imigración de refugiados a los EE.UU. tiene su origen en la noble búsqueda de objetivos de política exterior basada en los derechos humanos. Estados Unidos toma un considerable orgullo en su larga historia al proporcionar a los extranjeros refugiados que son desplazados por los estragos de la guerra o perseguidos por gobiernos totalitarios. En la superficie, las políticas de refugio y asilo de Estados Unidos aparece ser generosa. Sin embargo, un examen más detallado revela que dichas políticas, también, han sido manipuladas para definir al Americano aceptable y, sobre todo, para rechazar a quienes consideran inaceptables.

La mayoría de los inmigrantes de Honduras, Nicaragua, Guatemala, El Salvador, e incluso México tienen varios casos en que si existen personas que hayan sido víctimas de delitos o violencia en sus países. No obstante, no pudieron demostrar consistentemente que este tipo de violencia fue el producto infligido en sus países por sus gobiernos a base de sus opiniones políticas, pertenecer a una religión o grupos sociales. Estos solicitantes afirman ser víctimas de crímenes relacionados con pandillas, o víctimas de violencia doméstica y esto no puede ayudarles a ganar sus casos de asilo. El mero hecho de ser víctimas de delitos la mayoria de estos casos resultarán más que probable en la negación de asilo a diferencia de las víctimas por persecución política o religiosa estos son casos que tienen potencialmente más fuerza y más credibilidad en los casos de asilo politico.

En efecto, en Law Offices of Claudia Rodriguez, se le facilitaria una transición legal con menos problemas para obtener su asilo, un estado legal y su residencia en los Estados Unidos,


Recent Posts

Archive

Follow Us

  • Grey Facebook Icon
  • Grey Twitter Icon
  • Grey LinkedIn Icon
Phone.jpg

 213) 384 - 2100 

LOS ANGELES

  • google meet
  • Skype for Business
  • Zoom Meeting
  • FaceTime
  • WhatsApp